El Air Yoga combina el hatha yoga, pilates, gimnasia, danza, ballet y artes aéreas con posturas suspendidas en hamacas de tela suave y elástica. Con la ayuda de la gravedad y las hamacas podemos explorar nuestros cuerpos flotantes y hacer movimientos fluidos.

Es muy destacable la parte psicológica de esta práctica que permite a la alumna encontrarse con sus miedos en un terreno amable y le da la oportunidad de superarlos desarrollando así una mayor confianza en ella misma y sus posibilidades.

Su práctica relaja las articulaciones, descomprime y elonga la columna vertebral, las tensiones se aflojan, sobre todo del cuello y de los hombros, aquieta la mente, ayuda a la alineación y a profundizar en su conciencia.